Si estás aquí es porque eres una persona como nosotr@s, apasionad@ de los tatuajes y su estilo. Disfrutas de un tatuaje y lo muestras con orgullo. Aquí tienes toda la información que necesitas para entretenerte un buen rato.

Breve historia del tatuaje

El tatuaje es un arte cuyos orígenes son tan antiguos como la propia humanidad. Se han encontrado vestigios de su uso en Europa, en la América precolombina, en el antiguo Egipto, en el Lejano Oriente y hasta en la Polinesia. En cada cultura tenía una función diferente: podían ser símbolos mágicos, marcas que distinguían a un guerrero o a un delincuente, podían buscar un efecto curativo o simplemente ser una forma de ornamentación corporal.

Tatuajes para mujeres: ¬Ņqu√© debo saber antes de hacerme uno?

Este arte ha llegado hasta nuestros d√≠as¬†y ha encontrado su lugar en nuestra cultura. Ya no es algo propio de marineros o delincuentes. Y, sobre todo,¬†ya no es solo cosa de hombres. Podemos ver en toda partes¬†tatuajes para mujeres, de todos los colores y estilos,¬†tatuajes para mujeres en el brazo, en la espalda, en las piernas, etc. Con ellos decoran su piel y dan rienda suelta a su creatividad. Los lucen en la playa, en el gimnasio, en el parque, en todas partes y su uso no depende de la edad ni de la clase social. Al ir ganando adeptas, es normal que a veces¬†surjan dudas. ¬ŅQu√© debo tener en cuenta antes de tatuarme? ¬Ņc√≥mo es el proceso? ¬Ņc√≥mo debo cuidarlo?

Antes del primer tatuaje

Aunque los tatuajes ya no son ‚Äúpara siempre‚ÄĚ (hay formas de eliminarlos, pero la mayor√≠a muy costosas y dolorosas) van a estar en la piel durante muchos a√Īos, por eso merece la pena que te informes bien antes de dar el paso.

De entrada, debes saber que la edad legal para poder tatuarse en Espa√Īa son los¬†16 a√Īos. Las menores de esa edad necesitan tener consentimiento de sus padres.

También hay que tener en cuenta que, por razones de salud, para algunas personas no es recomendable tatuarse. Las mujeres embarazadas, personas con mucho acné, con alergia a determinadas sustancias cosméticas que pueden formar parte de la tinta o que sufran enfermedades como hepatitis, diabetes, epilepsia o dolencias cardíacas no son las candidatas ideales para hacerse un tatuaje. En caso de duda, lo más conveniente es que lo consultes con tu médico y le hagas todas las preguntas que necesites. De este modo, acudirás al estudio de tatuaje con total tranquilidad y seguridad.

En cuanto al dise√Īo del tatuaje, hay algunas cosas que debes tener en cuenta, por ejemplo,¬†las caracter√≠sticas de tu piel. Las tintas de colores suaves suelen quedar bien en pieles claras y las que tienen tonos oscuros lucen mejor sobre pieles m√°s morenas. Tambi√©n hay que pensar en¬†el dise√Īo, en qu√© lugar vamos a ponerlo y c√≥mo lucir√° tanto en invierno como en verano, con ropa de manga larga y de manga corta, en casa y en el trabajo. Todav√≠a para muchas personas o en muchos entornos profesionales puede ser delicado llevar un tatuaje en determinadas partes del cuerpo.

Y bien, una vez que ya tenemos cubiertas todas estas consideraciones previas, vamos a lo m√°s divertido: ¬°el dise√Īo!

C√≥mo elegir el dise√Īo de tu tatuaje

¡Por fin hablamos de la estética! Aquí el factor más determinante es si tienes una idea previa de lo que quieres o si acudes al artista sin tenerlo claro.

Lo m√°s conveniente es¬†acudir con una idea¬†lo m√°s detallada posible, incluso llevar una fotograf√≠a, un dibujo o alg√ļn elemento visual que sirva de ayuda. Tambi√©n es bueno acudir con una cierta apertura de miras y pedir consejo a los profesionales.

Si es tu primera vez, puede ser una buena idea¬†comenzar con algo peque√Īo¬†para ver c√≥mo responde tu piel, qu√© sensaciones tienes y aprender el proceso.

Debemos tener en cuenta que los profesionales del tatuaje son artistas, cada persona tiene su estilo y lo importante es encontrar aquella con la que sintamos una mayor sintonía. Para lograrlo viene muy bien contar con la experiencia de tus amigos o curiosear en Internet las páginas web y las redes sociales de los artistas, en las que suelen dejar numerosas fotografías de sus trabajos. En todo caso, en todos los estudios de tatuaje vas a encontrar multitud de muestras del estilo con el que trabajan.

En el campo del dise√Īo, a menudo hay diferencias en cuanto al estilo. Hay¬†tatuajes para mujeres en la espalda¬†que cruzan hacia la parte frontal, acentuando la sensualidad de su cuerpo o¬†tatuajes para mujeres en la pierna, m√°s coloridos y estilizados que los de los hombres, aunque al final todo depende del gusto de cada persona.

Como √ļltimo consejo, algo quiz√°s un poco recurrente, pero que todav√≠a es necesario decir: tatuarse¬†el nombre de la persona amada¬†quiz√°s no es la mejor idea. La queremos much√≠simo, tenemos la convicci√≥n de que siempre estaremos juntos‚Ķpero‚Ķ por si acaso.

En el estudio de tatuajes

Ya tenemos claro qu√© tatuaje queremos y sabemos que no tenemos ning√ļn inconveniente de salud. Hemos elegido al artista en cuesti√≥n y sabemos qu√© dise√Īo nos gusta. Una vez que acudimos al estudio de tatuajes, ¬Ņqu√© hay que tener en cuenta?

Para empezar, debes comprobar que la persona que te va a atender cuenta con los¬†certificados necesarios¬†en materia sanitaria. En Espa√Īa esto cambia seg√ļn la comunidad aut√≥noma, pero en general estas normas regulan c√≥mo deben ser los locales, el instrumental, los procedimientos, la higiene y la gesti√≥n de los residuos.

En Europa existe una asociación que se llama European Society on Tattoo and Pigment research (ESTP) que aglutina a muchos profesionales del sector. Esta asociación recomienda que no nos hagamos tatuajes en fiestas o festivales (ahí es difícil garantizar que los equipos estén perfectamente estériles), que no nos los hagamos en países que no conozcamos, que las botellas de tinta estén completamente nuevas y limpias y que sean de un fabricante reconocido (evitando tintas de imitación o de mala calidad). En caso de diluir la tinta en agua debe utilizarse agua esterilizada y todos los materiales han de ser de un solo uso o estar correctamente esterilizados.

Aparte de estos consejos, es conveniente acudir al estudio de tatuajes¬†habiendo descansado bien, habiendo comido y bebido suficientemente y, sobre todo, sin prisas. Esto no es como ir a comprar el pan, es un proceso que, en funci√≥n del dise√Īo que vayas a tatuarte,¬†puede llevar horas. Por eso, conviene pedir cita previa y no acudir a √ļltima hora.

Otra cosa que debes saber es que es posible que debas estar en la misma postura durante un buen rato para que todo quede bien, es un peque√Īo sacrificio que merecer√° la pena. Por otra parte, si ya sabes d√≥nde quieres el tatuaje es conveniente que te rasures esa zona, aunque si no lo has hecho ya lo har√°n por ti all√≠ mismo.

Tambi√©n debes mentalizarte de c√≥mo es el proceso. Vas a tener que aguantar un poco de dolor. Y te preguntar√°s, ‚Äúpero ¬Ņc√≥mo es esto? ¬ŅDuele mucho?‚ÄĚ A continuaci√≥n, tendr√°s la respuesta.

¬ŅDuele hacerse un tatuaje?

S√≠, duele. ¬ŅMucho? ¬ŅPoco? Generalmente es un dolor¬†perfectamente soportable, pero depende de mil factores: de tu sensibilidad al dolor, de la t√©cnica del tatuador, de la zona del cuerpo que te est√©s tatuando, incluso de tu estado de √°nimo.

El tatuaje no se realiza sobre la capa exterior de la piel (la epidermis) sino sobre la interior (la dermis). La máquina de tatuajes penetra con su aguja a un milímetro de profundidad en la piel, moviéndose entre 50 y 3.000 veces por minuto, dejando tras cada picoteo una gota de tinta impregnada sobre la piel.

Es un proceso que algunas personas asemejan a un corte o a la punci√≥n de una aguja, otras a un raspado muy intenso y, seg√ļn de qui√©n se trate, lo definir√° como una experiencia dolorosa o como algo un poco molesto pero que se puede aguantar. Todas las personas somos distintas, por eso es conveniente empezar con un tatuaje peque√Īo y no demasiado complicado para ir conociendo nuestras sensaciones.

Aquí debemos aclarar que no todas las partes del cuerpo reaccionan igual, las hay más sensibles que otras y en ellas la sensación de dolor puede ser más intensa.

Por lo general, toleramos mejor el dolor en aquellas zonas en las que tengamos bajo la piel una mayor cantidad de grasa o de m√ļsculo. Por la misma raz√≥n, las zonas donde m√°s suele doler son los pies, los tobillos, las costillas, el pecho, las orejas o el cuello. Consulta a tu tatuador antes de empezar y, una vez en el proceso, trata de respirar despacio y no mirar demasiado a la m√°quina.

¬ŅQu√© hay que hacer cuando hayamos terminado?

Una vez hayas terminado y ya tengas sobre tu piel la imagen so√Īada, no vale con irte a casa como si nada y echarte a dormir. Un tatuaje no deja de ser, de alguna manera, una herida en la piel y debes cuidarla como tal.

De entrada, debes seguir los consejos de la persona que te ha tatuado. Si has ido a un local de confianza y te has puesto en manos de un buen profesional, su experiencia te va a ayudar mucho.

Cosas que no debes hacer

–¬†No debes rascarte¬†la zona tatuada. Es posible que sientas muchas ganas de hacerlo y que sea un gesto casi instintivo, pero debes hacer el esfuerzo de aguantar. Es por tu bien.

– Tampoco debes¬†exponer al sol el tatuaje reci√©n hecho, al menos durante un mes. Y cuando ya est√© bastante curado conviene protegerlo con crema solar de protecci√≥n alta. Por eso, es bueno elegir correctamente en qu√© √©poca del a√Īo te lo vas a hacer.

РNo es bueno exponer la zona tatuada al cloro del agua de la piscina o al agua del mar como mínimo durante un mes.

– No es recomendable¬†hacer deporte¬†(para evitar la sudoraci√≥n y la posibilidad de infecciones) ni usar¬†ropa o calzado¬†(seg√ļn d√≥nde est√© el tatuaje) que pueda rozar el tatuaje, por lo menos, durante los primeros d√≠as. Debes observar estas precauciones tambi√©n a la hora de¬†dormir¬†y extremar durante un tiempo qu√© ropa usas y en qu√© postura te acuestas.

РNo dejes que la piel se seque, ya que produciría costras y la caída prematura de piel. Hay que mantener el tatuaje siempre hidratado, especialmente durante las 2 primeras semanas.

Cosas que sí debes hacer

Desde el primer momento en que tengas terminado el tatuaje debes cuidarlo, sobre todo, los primero días.

Es probable que el tatuador opte por una de estas dos posibilidades:

– Algunos utilizan una¬†pel√≠cula autoadhesiva¬†para proteger el tatuaje del roce y para impedir que agentes contaminantes y pat√≥genos entren en la herida, especialmente cuando a√ļn est√° reciente. Esta pel√≠cula autoadhesiva sirve para cualquier parte del cuerpo, es flexible, impermeable y transpirable. Se ha popularizado durante los √ļltimos a√Īos y es muy efectiva.

Después de llevarla puesta durante dos o tres días, debes retirarla, lavar la zona con agua y jabón neutro, secarla y aplicar una crema para tatuajes (que ayudará a la cicatrización y a mantener hidratada la zona).

Si estás en una zona soleada también deberás aplicar alguna crema que te proteja de los rayos del sol.

РOtros profesionales utilizan una envoltura de plástico normal y corriente, que no es adhesiva y que tendrás que quitarte pasadas aproximadamente tres horas.

El proceso posterior es el mismo que ya conocemos: lavar la herida con agua y jabón neutro, secar y aplicarle crema.

El final del proceso

Una vez que han pasado los primeros d√≠as, la sensaci√≥n que se tiene es descrita por algunas personas como similar a la de una¬†quemadura solar. Debes observar que la zona no presente ning√ļn color extra√Īo o s√≠ntomas de infecci√≥n y aplicarle crema regularmente para que no se reseque la piel. A veces se exuda un poco de tinta, pero si es poca cosa no hay que preocuparse, forma parte del proceso normal.

Como pauta general, la piel de alrededor se puede descamar un poco y producir un cierto picor, pero eso también es normal. Lo más importante es aguantar y no rascarse.

¡Y ya está! En cuanto pasen unas cuantas semanas, todo volverá a la normalidad y te verás luciendo tu nuevo tatuaje, hablando de ello con tus amistades, haciéndote alguna foto para las redes sociales y, quizás

¡pensando ya en el próximo!